CONTACTO     980 532 982
Estás en: Inicio » Noticias » FALSOS MITOS SOBRE LOS PELIGROS DEL GAS ENVASADO

NOTICIAS

FALSOS MITOS SOBRE LOS PELIGROS DEL GAS ENVASADO
29.Octubre.2013
FALSOS MITOS SOBRE LOS PELIGROS DEL GAS ENVASADO

Existen algunos mitos acerca de los gases licuados del petróleo (gas butano y gas propano) que conviene desmontar. Se trata sobre todo de historias relativas a la supuesta peligrosidad de utilizarlos como el combustible doméstico, que muchas veces provienen de leyendas urbanas o de medias verdades deformadas en el imaginario popular.

El primer error que comete mucha gente es pensar que el contenido de una bombona de butano es tóxico en sí mismo. Ni el gas butano ni el gas propano causan daño: cuando una persona se asfixia en una nube de gas no lo hace porque éste sea nocivo, sino porque el gas ocupa el lugar del oxígeno.

Por tanto, esa idea de la "muerte dulce" por dejarse el gas abierto es falsa. Para que un ser humano muera tendría que respirar una atmósfera con una acumulación del 90% de gas butano o de gas propano; en una vivienda de ochenta metros es imposible que se alcance con el contenido de toda una bombona de butano.

El verdadero riesgo, que sí es real, es que se produzca una explosión. Sobre esto existe también otro mito: que la botella de butano explota. Esto es prácticamente imposible excepto en situaciones muy extremas: el recipiente aguanta hasta 30 kilos por centímetro cuadrado de presión, y dispone de válvulas que liberan gas mucho antes. Tampoco puede registrarse una llama dentro. Por tanto, la bombona de butano no es el explosivo que mucha gente cree, y las instalaciones domésticas, siempre que pasen revisiones periódicas, son también seguras.

Entonces, ¿por qué se producen explosiones? Según los expertos, la mayor parte de las explosiones son provocadas por los seres humanos, bien sea por error o a propósito. Algunas personas abren el gas con el expreso propósito de suicidarse y provocan una explosión. En cuanto a los accidentes fortuitos, en su mayoría se registran en viviendas que no habían pasado las revisiones prescritas, tanto de las propias instalaciones de gas butano o de gas propano como de las calderas o los calentadores. Otras veces, se ocasionan por prácticas de riesgo, como revisar si hay un escape acercando una llama, o infringir el reglamento de escape de gases.

Para mantener la vivienda segura, cuando detectemos un escape relacionado con una bombona de gas butano o propano, abriremos las ventanas, desconectamos el regulador de la botella, no encenderemos ningún fuego o aparato eléctrico en la estancia afectada y llamaremos a nuestro distribuidor.

Volver al listado de noticias
  Nombre Descripción: Tamaño:
1. falsos-mitos-sobre-los-peligros-del-gas-envasado.jpg Mitos sobre los peligros del gas 74 kb
  • Compartir en:
  • Facebook
  • Twitter
  • Tuenti
  • Linkedin
  • Delicious
  • Google Plus
  • Recomendar este sitio web
  • Imprimir
Contacto
980 53 29 82
C/ Cortinas de San Miguel, 40
C.P. 49015, Zamora

Solicita tu bombona de gas

© 2017 Enzagas, S.L.